Qh2
06 de marzo de 2018

Lesiones más frecuentes y cómo evitarlas

El ciclismo es un deporte que ha ido ganando en popularidad a lo largo de los años en todo el mundo. En Estados Unidos se calcula en 80 millones el numero de ciclistas. España cuenta con 30 millones de bicicletas. Hay 3,5 millones más de ciclistas que hace 8 años. El número de usuarios de la bicicleta ha aumentado notablemente, lo que implica que mas de la mitad de los españoles entre los 12 y los 79 años utilizan al menos una vez a la semana este medio de transporte según la R.F.E.C. 

Como todos los deportes, es una manera fantástica de hacer ejercicio y aprender del trabajo en equipo con una disciplina. Sin embargo, este va acompañado de lesiones tanto agudas como por sobrecarga. El exceso de ejercicio con traumatismos repetitivos sobre los tendones, músculos y articulaciones, se debe a una serie de factores como son: entrenamiento no adecuado, técnica no apropiada, fallo en la equipación o tambien puede ser debido a las características anatómicas y biomecánicas del deportista. 

Dentro de los problemas físicos que acarrea, los podemos enumerar según la localización en: 48% en cuello, 42% en rodillas, 36% en ingle y nalgas, 31% en manos y un 30% en espalda. 

Pero, ¿cuáles son las lesiones más frecuentes y cómo pueden evitarse? 

  1. DOLOR DE RODILLA.

La rodilla es la articulación más frecuentemente lesionada por sobrecarga en el ciclismo. Destacamos cuadros clínicos que producen dolor en la rótula como son: Síndrome patelofemoral, tendinitis rotuliana y cuadricipital; y los que producen dolor externo de la rodilla como el Síndrome de fricción de la cintilla iliotibial.

Las plantillas con cuñas de corrección en el calzado y la posición de la cala puede ayudar a estos problemas de sobrecarga. 

  1. DOLOR DE CUELLO Y ESPALDA.

El dolor de cuello es frecuente en los ciclistas que están en una posición fija durante mucho tiempo.

Se puede evitar haciendo ejercicios encogiendo los hombros y realizando ejercicios de estiramiento del cuello para evitar una tensión muscular. Si se realizan de manera no apropiada, también pueden producirse lesiones.

Los isquiotibiales y flexores de cadera cortos pueden redondear o aumentar el arco de la espalda, lo que conlleva a una hiperextensión del cuello.

Estiramientos musculares sobre una base regular ayudará a mejorar la flexibilidad y ayudará a mejorar una postura adecuada. Al cambiar el agarre en el manillar, las tensiones en los músculos sobreutilizados van a disminuir, y las presiones se distribuirán entre los diferentes nervios de los brazos. 

  1. DOLOR DE MUÑECA Y BRAZO.

En el ciclismo los codos deben ir flexionados y nunca en extensión. Cuando se golpea en un bache, los codos deben absorber la energía del golpe. También es importante la posición de las manos que ayudará a disminuir el dolor y mejorar el entumecimiento.

Dos lesiones típicas de la sobrecarga en la muñeca son: la parálisis del ciclista y el síndrome del túnel carpiano. Ambas se pueden evitar alternando la presión desde dentro hacia fuera de las palmas de las manos, y asegurarse que las muñecas no caen por debajo del manillar.

Los guantes acolchados y los ejercicios de estiramiento de manos y muñecas antes de montar en la bicicleta también ayudarán.  

  1. PROBLEMAS UROGENITALES.

Un problema frecuente en el ciclista que está muchas horas en el sillín es la neuropatía del pudendo. Refiere dolor y entumecimiento en el área genital y rectal. Esto es debido a la compresión del aporte sanguineo en dicha región.

Para evitarlo se puede utilizar un asiento más ancho, con relleno, o cambiando la badana del culotte.

En la literatura científica médica está publicado que la mujer tiene los mismos problemas que el hombre, en región genital y suelo pélvico. Los asientos más anchos y convencionales ayudan a mejorar, a diferencia de los asientos de diseño más recortados.  

  1. ENTUMECIMIENTO Y HORMIGUEO DEL PIE.

Los zapatos muy estrechos o muy apretados son la causa mas frecuente de molestias en los pies. Si aumenta la presión en los compartimentos de la pierna (Síndrome Compartimental) se produce una compresión de los nervios de la pierna, lo que conlleva a un entumecimiento del pie. Este problema se trataría con cirugía tras la realización de una medición de la Presión Compartimental de la pierna.

 

RECOMENDACIONES PARA LA QUEBRANTAHUESOS Y TREPARRISCOS:  

  • Antes de empezar la temporada, se recomienda realizar un examen de salud médica con una exploración física.
  • Realizar una rutina adecuada de calentamiento y enfriamiento para preparar el cuerpo y ayudar a recuperarse de la actividad.
  • Incorporar un entrenamiento de fuerza y estiramiento en el programa de entrenamiento.
  • Plan de entrenamiento con el fin de obtener unos objetivos durante la temporada, sin poner en riesgo la salud.
  • Hidratación adecuada para evitar los calambres.
  • Utilizar una equipación adecuada: casco, plantillas, zapatos, badana, protectores solares.
  • No practiques un único deporte durante todo el año. Así ayudas a los músculos a recuperarse y se evitan lesiones por uso excesivo.
  • Mantente descansado antes de la prueba.
  • La suplementación no es lo más importante de la dieta.
  • No tomar al pie de la letra el gasto energético que marca el reloj.
  • No todas las calorías se reponen a base de pasta, arroz y pollo. Come frutas, verduras, legumbres y féculas como completos nutrientes para la eficacia energética del entrenamiento.
  • No debemos preocuparnos de la dieta sólo el día de la prueba.
  • El alcohol tiene efectos dañinos para la recuperación, el sistema inmuitario y la hidratación.

Dra Belén Seral.

Traumatóloga.

Hospital Viamed Montecanal.

Zaragoza.

PATROCINADOR PRINCIPAL
PATROCINADOR INSTITUCIONAL
PATROCINADOR OFICIAL
COLABORADORES

La web de la Quebrantahuesos utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia, analizando la navegación en nuestro Sitio Web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.